5. La Caja Negra: Nuestras Armas

CN05Si alguien pide un recurso, se arriesga a que se lo den.

Es una buena frase, ¿verdad, Barquero? Cuántas veces nos encontramos con profesionales que llenan sus comentarios de quejas por carecer de tal o cual recurso y cuando se les da, los resultados que ellos garantizaban que llegarían, no aparecen.

Cuando tenemos responsabilidad sobre determinado resultado y éste es complejo de lograr, tendemos a buscar los motivos fuera de nosotros y encontramos evidencias claras y reales, que nos ayudan a interpretar que la causa de esa dificultad está en algo que no nos ha aportado la compañía. Y seguramente tenemos razón en afirmar que nos falta ese recurso o ese medio; pero con gran probabilidad, no sea la única razón e incluso, lo más frecuente es que no sea la más importante.

Recuerdo un caso en el que un director de una unidad de negocio reclamó a su director general determinados medios para conseguir aumentar los resultados de su zona. El director general le dijo: “Consiga primero ese aumento de resultado, y yo le aseguro que le concederé los medios que me acaba de pedir“. En esa organización, la palabra de un director general era ley, y el responsable de la unidad de negocio no tuvo más remedio que conseguir el aumento de resultados para que le concedieran los medios que él consideraba que necesitaba para lograr ese aumento. ¡Fantástico, ¿no?!

No te sorprenda. Todos podemos conseguir mucho más con lo que tenemos. Lo que ocurre es que en ocasiones, como en el caso que cuentas, necesitamos un “empujón motivacional” que nos ayude a optimizar y/o incrementar nuestros esfuerzos. Por cierto, ¿qué hizo el director de la unidad de negocio al conseguir los resultados?

Se lo notificó a su director general y le dijo que ya no necesitaba los medios que había solicitado.

Ese profesional creó sin pretenderlo, una gran oportunidad de aprendizaje. Seguro que su liderazgo se incrementó después de eso.

No lo sé, ojalá fuera así. Os dejo el link a una comunicación en la que abordamos este tema.

La Caja Negra: Nuestras Armas

2 comentarios en “5. La Caja Negra: Nuestras Armas

  1. María

    Creo que esto aparece tanto en temas de negocio, como en cualquier otro ámbito de la vida. Muchas veces reclamamos recursos para que nos aporten cierta facilidad o resultados, sin haber “exprimido” la capacidad que tenemos que hacerlo, tanto por nosotros mismos, como con las herramientas que tenemos en ese momento.
    Y como cuentas, Barquero, probablemente nos demos cuenta al final, de que esa búsqueda que hacíamos, no necesitaba el recurso que pedíamos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s