2.- Principios: Organización

¿Qué relación hay entre los principios organizativos y los de los profesionales que trabajan en ella, Barquero?

En el anterior blog decíamos que los principios son ideas o normas fundamentales que rigen el pensamiento o la conducta. Si partimos de esta idea, podríamos decir que toda empresa convierte o debe convertir esos principios en norma para quienes trabajan en ella, aunque en cada entorno organizativo adquieran un nombre distinto.

Principios¿Son esas manifestaciones corporativas en las que hablan de valores, principios, etc.?

Son términos que suelen confundirse, no es lo mismo un principio que un valor. Pero sí, en esas “manifestaciones” intentan trasladar interna o externamente una imagen corporativa alineada con unos principios irrenunciables, porque los principios son verdades irrenunciables que no dependen de que yo crea en ellos o de que la organización crea en ellos, están ahí. Si analizas algunas de estas manifestaciones, sólo basta meterte en google y navegar por diferentes páginas de empresas, verás que muchas se parecen, utilizan los principios con diferentes denominaciones, y que mezclan valores con principios, lo cual es una lástima.

A mí siempre, estos documentos corporativos, me han generado ciertas dudas.

Como a todos. Una cosa es la declaración corporativa de lo que debe regular toda la actividad interna y externa y otra cosa es que eso se produzca realmente. Y en esto encaja la pregunta que me hacías al inicio: la relación entre principios organizativos y profesionales.

No coinciden siempre, ¿verdad?

No te equivoques, son los mismos aunque los llamemos de forma diferente. Piensa que el mero hecho de que se haga una declaración corporativa, significa que la empresa quiere por un lado trasladar una imagen basada en una reputación concreta y por otro, que ve oportuno establecer una referencia interna para que todos los que trabajan en ella actúen en coherencia con esta imagen. En el caso de los profesionales, no solemos tener esa “declaración escrita” pero sí existe en nuestro interior, probablemente con un nivel de definición diferente en función de cada uno de nosotros. Los principios son transversales, son los mismos para todos, otra cosa es cómo los interpretamos organizativa o profesionalmente.

¿Tiene algo que ver todo esto con lo que se llama `cultura empresarial´?

Por supuesto. La cultura encierra las formas habituales de proceder en la organización, en cada uno de sus departamentos y áreas. Son, digámoslo así, los paradigmas de comportamiento esperable en la organización. Estas formas de hacer responden en parte a principios explícitos (es decir, manifestados por la empresa) o implícitos (que no responden a una declaración expresa de principios sino al resultado de la evolución de la empresa).

Antes has dicho que es muy frecuente que varias empresas posean principios similares.

Claro. Es normal porque principios, como tales, son, como te he dicho antes, transversales, son siempre los mismos. La empresa no “posee” principios, en todo caso, manifiesta de forma corporativa o culturalmente, su apuesta por ellos. Si intentamos citar algunos principios verás que siempre están ahí y que algunas organizaciones los incorporan, con esos nombres o con otros, en sus manifestaciones corporativas: respeto por la dignidad humana, autonomía responsable de los profesionales, justicia en la toma de decisiones, protección de la integridad, principio de benevolencia, respeto por la diversidad, ejercicio de la responsabilidad,…

Pero, también citan otros, como la agresividad comercial, la búsqueda de liderazgo, la competitividad,…

Eso no son principios, son valores organizativos que se persiguen y que también forman parte de la referencia interna y externa que pretende reforzar esa imagen reputacional. Las empresas, por confusión o intencionalmente para evitar complejidades, elevan a rango de principio algunos valores que consideran clave. Lo cierto es que “hacerse” con una interpretación clara que permita diferenciar principios de valores, exige trabajar sobre ello y promover un “entendimiento” claro en la organización. Esto es complejo, requiere un gran esfuerzo y el resultado no está garantizado ni mucho menos. Es importante diferenciar ambos conceptos, ya que un principio es una verdad absoluta, irrenunciable, igual para todos, ya seamos empresa o persona. En cambio, un valor es un interés que persigo o persigue la organización con objeto de obtener el beneficio deseado y/o evitar el riesgo asociado a la no cobertura del valor. 

Algo complejo de implantar y mantener en una organización.

Es cierto, pero la apuesta seguida del esfuerzo de implantación, crea referencias internas que ayudan a alinear los comportamientos organizativos de tal manera que se provocan consecuencias tanto en el clima interno, como en la forma de hacer y los resultados generados.

3 comentarios en “2.- Principios: Organización

  1. Gonzalo Nadal

    Como comentas, la declaración de principios como guía corporativa de una empresa es algo que a día de hoy publican casi todas las empresas. No hay más que acudir a cualquier web coorporativa y mirar en “¿Quiénes somos?” o un botón similar para encontrar una declaración de principios normalmente dividida en misión, visión y valores.

    Pero la cultura empresarial no la hace la dirección de la empresa, la crean los trabajadores de la misma. Por eso, como dices al final es muy importante analizar lo que se está haciendo y cómo modificar las conductas para conseguir la cultura deseada… o volver a asumir que no hacemos lo que decimos…

    Permiteme un ejemplo:

    Una empresa de telefonía móvil declara que lo más importante son sus clientes y su cuidado.

    Posteriormente si hablas con sus comerciales de captación de clientes, te dirán que dado que a ellos sólo les comisionan las ventas y da igual el recorrido posterior del cliente en la compañía sobre su trabajo y comisiones.

    El resultado es que venden sólo le que les comisiona más y que incluso algunos “encajan” productos inadecuados a sus clientes y en los casos más extremos hasta les engañan con el producto que les venden, ya que su comisión va a ser la misma.

    ¿Cómo es eso compatible con SU declaración de principios? ¿Cómo se sentirán sus clientes? ¿Cuántos se darán de baja en el menor tiempo posible?

    Feliz año nuevo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s