Ahora, lo veo de otra forma (La columna de hoy 03-07-2015)

Interpreta la realidad desde otro punto de vista y ¡prepárate!

ViernesEste año está siendo el año de los correos electrónicos y de las llamadas telefónicas pidiendo apoyo. Son básicamente cuatro los entornos en los que un buen puñado de profesionales que han participado en proyectos con nosotros, se ponen en contacto otra vez para que les ayudemos a resolver situaciones profesionales a las que se están enfrentando:

  • Conflictos en relaciones interdepartamentales
  • Dificultades en promover la contribución de algún integrante del equipo
  • Negociaciones con clientes y/o proveedores que no se ven claras
  • Alternativas para abordar escenarios de comunicación concretos

En esta semana contactó conmigo uno de ellos en relación con el tercer punto, y después de analizar con él el escenario negociador, antes de plantear posibles estrategias de actuación, me dijo:

  • ¡Esto es apasionante! ¡Hasta me dan ganas de sentarme a negociar cuanto antes con este proveedor!

No pude contener la carcajada ante la pasión que transmitió con total sinceridad, cuando al principio de nuestra conversación, se mostraba con poco ánimo para abordar su negociación.

  • ¿Qué ha cambiado? La negociación es la misma, ¿no? – Le comenté consciente de lo que quería oírle decir.
  • No, no es la misma. -Dijo convencido- La negociación ha cambiado porque ahora he obtenido una nueva forma de interpretarla. Y como yo he cambiado mi forma de entenderla, también cambiará mi forma de intervenir en ella.

perspectivaCuando ajustas la perspectiva, ves con mayor claridad y globalidad.

A partir de ese momento, empezamos a trabajar las claves que parecía oportuno abordar en el proceso negociador. Establecimos alternativas para valorar el posicionamiento, estrategias según fuera éste, forma de utilizar los recursos de negociación, como defenderse de posibles estrategias de presión,…

Así como en la primera parte de nuestra conversación, hasta llegar a su apasionado comentario, quien impulsó el trabajo fui yo, a partir de este momento, quien actuaba de forma voluntaria y activamente proactiva, era él.

Había recuperado las riendas de la negociación simplemente con aprender a verla desde otra perspectiva.

Da criterio y luego conviértelo en fuente de estrategia.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s