Una pizca de sal (51-75)

HombreLibro

Alguno de vosotros me ha comentado que cómo se pueden generar tantas frases en tan corto espacio de tiempo. Mi respuesta ha sido, ¿cuántas de ellas dejamos en el tintero por no estar alerta?

Añado otros 25 pensamientos a los que ya hemos compartido.

  • La confianza es una palabra fácil de utilizar y difícil de comprender
  • Un líder sin modelos ni criterio es como una caja de herramientas desordenada. No se sabe qué contiene y genera desconfianza
  • Saber las veces que transgredimos nuestros principios sin saberlo, nos impulsaría a tenerlos más presentes día a día 
  • Identifica tus principios por lo que crees ser, por lo que haces y sobretodo, por lo que haces en situaciones complejas
  • Conocer a tu equipo no es una recomendación, es una responsabilidad irrenunciable
  • La ilusión es esa varita mágica que tenemos todos a mano y que convierte lo imposible en posible
  • La soledad muestra sus dos caras al líder, la que le invita a reflexionar y la que le llena de vacío
  • La gestión está llena de soledad y algunos pretenden huir de ella llenándola de ruido
  • Uno preguntó: ¿De dónde saco tiempo para formar a mi gente? Otro respondió: Aprovecha el tiempo que compartes con ellos. Es tu mejor opción
  • Hay quienes piensan que el medio plazo se debe trabajar más adelante, cuando es hoy el único momento en el que podemos influir en él
  • El corto plazo requiere decisión, el medio exige tenacidad, y el largo plazo, mucha fe y valentía.
  • La paciencia es como una pista de aterrizaje, sin ella, lo que esperamos no puede tomar tierra.
  • Aunque parezca extraño, incluso en el caos se puede encontrar un trocito de tranquilidad. Sólo hay que buscarlo
  • Ten siempre una palabra amable preparada. Seguro que la usarás.
  • La recompensa no debe estar sólo en la meta sino sobretodo, en el camino que nos lleva a ella
  • Si alguien disfruta haciendo algo, no le recompenses porque harás que pierda la ilusión por hacer y genere ilusión por conseguir.
  • Una persona sin principios es como una ciudad sin normas. El caos se adueña del control y los valores se atascan en él.
  • Qué valiente es quien defiende una verdad sencilla cuando la mayoría ha optado por una falsa razón que ni siquiera entiende
  • En muchas ocasiones, al héroe no hay que buscarlo liderando multitudes sino desafiando a lo que las multitudes asumen como daños colaterales
  • Apuesta por lo imposible y te encontrarás con nuevas puertas que cruzar
  • Los pensamientos más inquietos se dan cita en el silencio del insomnio
  • Si para reivindicar algo, presionas a través del daño a otras personas, pierdes tu razón y te cargas de culpabilidades
  • Las huelgas ¿qué pretenden? ¿reivindicar, hacer daño o simplemente, justificar?
  • ¡Cuidado! Compartir es una forma de complicarse la vida. ¿Estamos preparados?
  • Quien se siente perfecto es incapaz de beneficiarse de la crítica y la percibe como un ataque

7 comentarios en “Una pizca de sal (51-75)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s