Queridos Reyes Magos

¿Te conté el cuento del viejo desván, Barquero?

Ahora es un buen momento para que lo hagas.

reyes-magos1

Miguel tuvo un sueño o vivió una realidad dentro de uno de sus sueños. No estaba seguro. Fue algo tan real que se sorprendió a si mismo pensando que había ocurrido en realidad.

Era el día 5 de enero. Esa noche tan llena de anhelos y nervios que anticipaba la visión de un comedor lleno de regalos con las copas medio vacías que apuraban los Reyes Magos. Miguel se acostó pronto.  Si no lo hacía, sus padres le aseguraban que los camellos de Sus Majestades, que eran animales muy miedicas, se asustaban y no entraban en casa. Las sábanas le abrazaron y consiguieron cerrar aquellos pequeños ojos inquietos.

El sueño le recibió con una puerta entreabierta. Era la entrada a un viejo desván, muy parecido al que había en la casa del pueblo de sus abuelitos. En el centro de la puerta, un clavo sujetaba un estropeado cartel en el que Miguel leyó: “Si quieres tus regalos, entra y pide por ellos”. No se lo pensó dos veces y cruzó el umbral de la puerta entrando en una estancia llena de polvo, iluminada por muchas velas y con un pintoresco personaje sentado en un cajón de madera.

  • Hola Miguel. Te estaba esperando. – Miguel no supo qué responder, tampoco era un niño de muchas palabras, y esperó atento a que le explicara de qué iba aquello – Soy paje de Sus Majestades y me han pedido que te transmita algo muy  importante.
  • ¿El qué? – ¡Un paje! No podía sentirse más feliz, ¡qué suerte tenía!
  • Ellos te hacen regalos todos los años y también lo harán en esta ocasión. Mañana, cuando te levantes, tendrás todo lo que pediste. – Miguel repasó rápidamente de memoria la larga carta que había escrito días atrás. No había pedido mucho, Mamá siempre decía que había que escribir una carta cariñosa, contar todo lo que había  ocurrido en el año y pedir poco. ¡Qué más daba, el paje le estaba diciendo que se lo iban a regalar mañana! – Pero esta vez, Sus Majestades necesitan tu ayuda, la tuya y la de todos los niños.
  • ¿En qué puedo ayudarles? – Preguntó intimidado y sorprendido
  • Ellos quieren que durante este año que empieza, limpiéis de polvo este desván y saquéis brillo a todo lo que contiene. – Miguel miró alrededor y se sorprendió por lo sucio que estaba todo y por reconocer muchos de los muebles y cuadros que llenaban las paredes de las casas de sus abuelos.
  • ¿Para qué? – No entendía lo que le estaban pidiendo
  • Miguel, el nombre de este desván es “Principios”
  • ¿Principios?
  • Sí, aquellos principios que os han explicado siempre vuestros abuelos y vuestros padres mientras os contaban cuentos, mientras les preguntabais sobre lo que fuera… Son aquellos tesoros que hacen que todos seamos personas de bien.
  • ¿Por qué quieren que los niños limpiemos todo esto?
  • Por que Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente saben que si todos  los niños de hoy hacéis esto, este mundo se salvará. Por eso os necesitan tanto. ¿Lo harás?

Claro que lo haría. Lo haría no sólo por esos juguetes, sino sobretodo por los abuelitos, por sus padres y porque se sintió importante al saber que de él y de otros muchos niños dependía algo tan importante para los Reyes Magos.

5 comentarios en “Queridos Reyes Magos

  1. Miguel

    “Son aquellos tesoros que hacen que todos seamos personas de bien.”
    ¡¡Qué falta hace de que todo el mundo empiece a entender esos principios como pequeños tesoros que hay que limpiar de vez en cuando!!
    ¡Gran cuento Barquero!

    Me gusta

  2. fmoranab

    Muy bueno Jaime. Principios. Fundamental. Buenos principios, principios solidos. Aunque ya se que esta es otra accepcion, tambien necesitamos buenos “finales”. Si no el trabajo se quedaria a medias. Un abrazo Fede

    Me gusta

  3. Beatriz

    Tenemos suerte de tener escritores, como tú, Jaime, que nos sorprenden con pequeños cuentos como este, ya no por lo bonito, sino por la moraleja tan importante que conlleva.
    Si pudiesen leerlo todos los niños del mundo, e hiciesen caso a lo que dice el paje, al igual que Miguel.. ¡¡Como cambiaría el mundo!!
    Como siempre, gracias, en una gozada lo que escribes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s